Por sus bailes sensuales y su tendencia sexual ha recibido infinidad de críticas por parte de la Iglesia.

Ricky Martin: descubrí por qué le dijeron que era el “embajador del infierno”

Los cardenales de la Iglesia de su natal Puerto Rico se volcaron en críticas contra el cantante Ricky Martin, luego de que este se declarara abiertamente homosexual. De allí que Luis Aponte Martínez, para ese entonces cardenal, le pidió que promoviera no solo el sexo, sino también valores tradicionales.

Entre las declaraciones dadas por Aponte destaca el reconocimiento de los dotes del artista boricua. Pero también lo reconocen como un ejemplo para la juventud, razón por la cual lo exhortan a utilizar ese nexo para llevar algo más que promiscuidad y homosexualidad.

El cardenal aclaró que desde la Iglesia Católica no se rechaza la homosexualidad, pero sí hay un ferviente menosprecio a las conductas inmorales. “Por el amor de sus hijos (…) debe tratar de establecer un ejemplo para la juventud”, habría dicho.

Pero esta no ha sido la única crítica que ha recibido Martin, que incluso fue señalado como “embajador del infierno” esta vez por la pastora Wanda Rolon, que lo tildó de mal ejemplo para los jóvenes.

En 2010, el cantante reveló abiertamente su condición sexual tras la publicación de su autobiografía Yo, en la que además confesó que ser homosexual era lo mejor que le había pasado.

Martin además ha dicho públicamente que no es católico, pero no por eso deja de ser una persona muy espiritual y también se ha manifestado como un respetuoso de todas las creencias.

Incluso ha manifestado que tiene un Dios con el que mantiene una conexión directa, de quien ha dicho que hasta lo quiere mucho y que así se lo ha demostrado cada día de su vida.

Cuando se le ha pedido que diga de cuál religión se siente más cercano no ha dudado en mencionar que el budismo es lo más parecido a lo que cree.